Pin
Send
Share
Send


Un antígeno es una sustancia que, al ser introducida en un organismo, desencadena una reacción defensiva . De este modo, los antígenos pueden producir anticuerpos , utilizados por el sistema inmune para la identificación y la neutralización de virus, bacterias y otros patógenos.

Los antígenos suelen ser moléculas que, una vez dispuestas en el interior del cuerpo, hacen que el sistema inmune (también conocido como sistema inmunitario ) genere anticuerpos. Esto se debe a que, al reconocer al antígeno como algo extraño , lo combate.

Las moléculas de bacterias o de virus pueden actuar como antígenos que, en el organismo, se unen a anticuerpos específicos. Para el sistema inmunitario, el antígeno supone una amenaza y por eso actúa en consecuencia.

En ocasiones, los antígenos se forman en el propio cuerpo , como en el caso de toxinas bacterianas o virales. También hay antígenos que proceden del ambiente. Por lo tanto puede diferenciarse entre los antígenos endógenos y los antígenos exógenos .

Es importante tener en cuenta que los antígenos muchas veces se emplean para la elaboración de vacunas . La vacunación consiste en introducir un antígeno en el organismo para la activación del sistema inmune , logrando así la prevención de enfermedades.

El proceso lleva que la persona sea expuesta a un antígeno procedente de un agente infeccioso para que el sistema inmunitario cree anticuerpos y se encargue de la activación de defensas. Así, si en el futuro el sujeto se enfrenta al agente infeccioso capaz de producir la enfermedad , ya contará con los mecanismos inmunitarios para oponerse a la infección y hacer que no prospere.

Pin
Send
Share
Send